Juguetes artesanales inspirados en la fantasía y color del arte popular mexicano.


Mi nombre es Mariana Ramos Rodríguez soy egresada de la carrera de Diseño de Comunicación Grafica. Mi ciudad favorita en México es la Ciudad de México ya que me encantan los contrastes que brinda, la vida acelerada, la gran riqueza visual, las escenas surrealistas, los colores, la mezcla de sonidos, olores, en fin la variedad de estímulos e inspiración sin límites que nos regala.

Si pudieras hablar con algún personaje histórico mexicano, ¿con quién sería y por qué?
Me encantaría hablar con Rosario Castellanos, creo que un diálogo con ella acerca del empoderamiento femenino sería muy valioso. Lo que me encanta de ella cuando la leo es su ironía, entonces pienso que además de enriquecedor sería muy divertido.

Mayeb inicia, bueno yo trabajaba por mi cuenta, en un despacho de diseño, pero una realidad muy triste en nuestro país es que no existe una cultura del diseño, aquí cualquier persona que sabe utilizar las herramientas cree que puede hacerlo, eso ha hecho que sea muy mal pagado y que los clientes te pidan diseños basados en su gusto y no en la funcionalidad. Como diseñadora, es muy frustrante, que te pidan que “corrijas” algo que está bien hecho. Esto motivó en principio, el que yo quisiera hacer realidad un producto tal y como yo lo había pensado, algo 100% diseñado por mi. También deseaba elaborar algo artesanal, pues el arte popular mexicano es algo que me apasiona y en donde pudiera aplicar las distintas técnicas artesanales que ya practicaba como hobby en la elaboración de vestuarios, escenografías y atrezzo para el teatro. Fue entonces que surgió la idea de hacer una muñeca, la cual gustó mucho a quienes la mostré y enseguida familiares y amigos comenzaron a pedirme más.
Aunque ya elaboraba algunas muñecas, seguía con el despacho de diseño que inicié con mi esposo, lo que detonó a Mayeb como negocio fue nuestra separación como pareja. Pues tuve la necesidad de un medio propio para obtener entrada de dinero, y de desarrollar algo que fuera mío (el despacho era de los dos) fue así que me dediqué de lleno a las muñecas que siempre tuvieron demanda, pero a las que antes sólo podía dedicarles muy poco tiempo. Digamos que fue más circunstancial que de voluntad, pero a veces la vida nos da esos empujones que necesitamos para lanzarnos.

Le dedico a mi proyecto por lo menos 9 horas diarias. Mi día laboral comienza a las ocho de la mañana, dedicó algunas horas por la mañana a la producción y capacitación, me tomo un descanso en la comida para estar con mi hijo y regreso en la tarde para dar seguimiento a la producción y a las labores administrativas hasta las siete u ocho pm.

Comienzo con un boceto a lápiz de lo que voy a hacer, generalmente tengo muy claro lo que quiero; lo que voy descubriendo en el proceso es cómo lo voy a desarrollar. Lo que me lleva más tiempo, es hacer el patronaje y elegir los materiales. En seguida hago el prototipo, yo bordo, pinto, coso, etc., si hay algo que corregir en los moldes lo hago. Planeo una guía de colores y los cálculos para su producción. La mayoría de los muñecos salen de mi inspiración, pero también he hecho algunos personajes porque me los han pedido mucho.

Una de las partes mas importantes para Mayeb son nuestros empleados , para mi, son la base del éxito del producto, pues son mujeres que ponen todo el empeño y amor en su trabajo. Cuando tienes un juguete o una muñeca Mayeb, puedes dar constancia del amor que han puesto en ello. Y eso la gente lo nota y lo valora.

El éxito de nuestra empresa se lo atribuyo, primero, a la originalidad de nuestros productos pues aunque están basados en algo tradicional, tienen un elemento de innovación. A la calidad de nuestros productos pues utilizamos materiales de primera y a la calidad de elaboración pues nuestra mano de obra es excelente y al trabajo artesanal que llevan cada uno de ellos, pues es una combinación de varias técnicas en un sólo producto, cada uno de los muñecos, recibe el trabajo especializado de por lo menos 4 personas.

En Mayeb damos mucha importancia al trabajo artesanal, porque yo misma soy artesana, y sé lo que implica, por eso también hay mucha comprensión en los procesos y en su valor. Tratamos de hacer que todo esté dentro de un entorno de mucho respeto y amor, lo impartimos, porque es parte de nuestra esencia, hacer las cosas con amor.

El momento más satisfactorio fue el año que pasado tuvimos la oportunidad de poder regalar juguetes Mayeb a niños de escasos recursos en Huehuetoca, fue increíble, ver cómo nuestros juguetes les encantan, ver cómo estimulan su imaginación y cómo conectan y se identifican con los personajes, fue una experiencia muy hermosa que sin duda queremos repetir.
Renunciar es una idea que no he superado del todo, que ronda cada vez que me siento al límite de presiones y problemas que resolver. Yo lo supero o al menos se me olvida, al ser consciente de hasta dónde he llegado, de ver el camino recorrido, de ver cómo gustan nuestros productos y de que cada día Mayeb llega a más países. Todo el amor que pones al hacerlos, se regresa con comentarios tan lindos de la gente y con retroalimentación de personas a las que inspiras que apenas van empezando, todo este contexto sólo puede motivarte y seguir mirando hacia delante, emocionándote por nuevos retos.

Siempre tengo miedo de que alguna vez me quede sin dinero y no pueda pagar los salarios de nuestras colaboradoras. Sé que es algo absurdo, pero así son los miedos, tontos y absurdos. Con una buena administración sé que esto nunca pasará.
Veo el futuro de nuestra empresa de la siguiente manera: a corto plazo, veo mejorando aún más nuestro producto, y aumentando nuestra producción, a mediano plazo, me veo haciendo nuevos productos, nuevos diseños y teniendo un punto de distribución propio, a largo plazo veo a Mayeb colaborando con diferentes comunidades de artesanos.

Lo que más me gusta de ser emprendedor es que me encanta poder dedicarme de lleno a algo que me apasiona. Además, lo que me gusta de hacer muñecas artesanales, es el hecho de elaborar un producto con trascendencia cultural, brindar un elemento de identidad a los niños a través de un juguete y que a través de la producción artesanal, beneficio a personas brindándoles una oportunidad de crecimiento.

El sacrificio más grande que he hecho por emprender ha sido poner en pausa mi hobby como directora de una compañía de teatro amateur, era algo a lo que le dedicaba mucho tiempo y energía y me regalaba muchas satisfacciones pero por los últimos tres años he estado concentrada en Mayeb.

El obstáculo más grande para un emprendedor siempre está en uno mismo, en los miedos, en pensar que es muy difícil, que no se puede y creo que en México a pesar del gran talento de la gente, falta creérnosla, valorar nuestras ideas y desafiar nuestros límites.
Para mi emprender es trabajar para materializar y vivir tus sueños.

Tres consejos que le daría a los nuevos emprendedores son:
1. Ten disciplina. Fija horarios y trabaja duro, haz todo lo que esté de tu parte sobre todo al inicio, eso sentará las bases de todo.
2. Aférrate a tu sueño, no te des por vencido tan pronto, siempre hay soluciones, tómalo como un reto, un juego donde quieres ganar y poco a poco vas descubriendo cómo hacerlo. y
3. Procúrate un buen ambiente mental. Cuando vas comenzando es muy común que todo mundo te da su opinión y consejos, lamentablemente la mayoría son para desalentarte, algunos porque de verdad se preocupan, pero otros por envidia porque no soportan la idea de que triunfes, en ambos casos mantén la distancia, no te preocupes de perder amigos que ya vendrán nuevos, mejor ocúpate de estar rodeado de mensajes positivos y de personas que te inspiran y alientan.

A quienes emprenden una empresa creativa, les digo que busquen y amen su originalidad, tanto en lo que hacen como en el modo en que lo hacen, de verdad, no hay necesidad de estar copiando. La persona que copia, siempre estará a la sombra y dedicada a vigilar todo lo que hace el otro para hacerlo también, Si toda la energía que utilizan para estar checando lo que hacen los demás, la dedicaran en su propio talento sería más fácil que destacaran y trascendieran en lo suyo.













Otros Blogs